La Asociación de todos y para todos, donde tenemos como objetivo enriquecer nuestra calidad de vida en un contexto sociocultural y multidisciplinar

Salamandra vuelve a llenar de teatro y de público el Cortijo del Fraile

Salamandra vuelve a llenar de teatro y de público el Cortijo del Fraile

Oct 28, 2013

TRAS LOS PASOS DEL CRIMEN DE NÍJAR’
La Salamandra llena de teatro y de público el Cortijo del Fraile El grupo de teatro, dirigido por Pilar Barberá, quiso aprovechar para denunciar el estado de abandono en el que se encuentra el Cortijo del Fraile NÍJAR

Cerca de 500 personas disfrutaron de una magnifica puesta en escena bajo el atardecer en el Cortijo del Fraile. VER VIDEOLa luz de la luna en el Cortijo del Fraile fue el ingrediente mágico que el grupo de teatro La Salamandra de la Asociación Posidonia utilizó para que su puesta en escena resplandeciera, aún más, que la primera vez. 

 Cerca de quinientas personas quisieron, el pasado sábado, disfrutar de esta adaptación teatral de Pilar Barberá, que rescató Bodas de Sangre de Federico García Lorca y Puñal de Claveles de Carmen de Burgos conocida como Colombine. Los espectadores viajaron hasta el año 1928 y asistieron como invitados a esta misteriosa boda, con un ambiente provocó que los cientos de asistentes se dejaran llevar a lo largo de la función, que estuvo repleta de color, música, sentimientos y emoción. Y es que a García Lorca y a Carmen de Burgos no se les puede entender con la cabeza, sino con el corazón.
La voz de Lucía Barberá conmovió a los expectadores. VER VIDEO El grupo de teatro La Salamandra vuelve al Cortijo del Fraile El lenguaje poético, que tan bien manejaron los actores, y el carácter tan personal de cada uno ellos impregnó a nivel tanto emocional como sensorial al espectador. Esta propuesta teatral constituye una obra de arte en sí misma, no solo por esta basada en estas dos magistrales obras literarias, sino también por el excelente trabajo que realiza Pilar Barberá al hilvanar los textos literarios que destilan la magia lorquiana y el romanticismo de Colombine con la crónica de la periodista Virginia Calvache sobre los hechos acaecidos, un 22 de julio de 1928, en Níjar.
La impecable puesta en escena, a la que se asistió el pasado sábado, hizo de esta actuación una verdadera joya de interpretación, gracias a los diálogos y situaciones que crearon un auténtico clima de misterio, frustración, amor, soledad e impotencia.
Los amantes y su huida. VER VIDEO Las diferentes escenas se fueron desarrollando en cuatro localizaciones que se ubicaban junto a los muros del Cortijo de Fraile. Todos y cada uno de los personajes tuvieron la habilidad de atrapar la atención y, lo más importante, los sentimientos del público.
En esta ocasión, Carmen de Burgos fue interpretada por Pilar Barberá, mientras que el narrador fue Jesús Martín. Por segunda vez, Estefanía Orta reencarnó a la desesperada e inquieta novia, mientras que Juan Sánchez interpretó a su apuesto primo Leonardo, de quien locamente se enamoró. El novio rudo fue Fernando Villegas, arropado en todo momento por su madre (Mar Ureña Paris), tal vez el personaje con más fuerza de la tragedia lorquiana. La triste mujer de Leonardo fue interpretada por Inmaculada Romero y Diego Armando Alías dio vida al ambicioso padre de la novia, mientras que Elena Yebra interpretó a la criada, así como Lucía García Barberá, Virginia Alías y Jesús Díaz fueron los acompañantes del novio el día de la boda. Un elenco, en definitiva, que destacó por los magníficos detalles de sus interpretaciones, aunque lo más valioso de cada uno de ellos fue su entrega total a sus respectivos personajes.
La tragedia, un final apoteósico. VER VIDEO El final de la historia fue simplemente apoteósico. El silencio solo se interrumpió cuando todos los espectadores arrancaron con un larguísimo y emotivo aplauso interrumpido por la directora y actriz, Pilar Barberá, que quiso dedicar unas palabras de agradecimiento al público por haber sido tan receptivos y respetuosos durante la puesta en escena. Barberá habló del proceso de este montaje precisando que “se ha hecho sin ningún tipo de ayuda económica y con enorme trabajo y esfuerzo de todo el equipo con el que tengo el gran privilegio de contar, especialmente, los actores de La Salamandra, que con su esfuerzo e ilusión están haciendo un trabajo brillante”.
La Salamandra quiso aprovechar, con esta actividad artística, para lanzar una denuncia sobre el estado de abandono del Cortijo del Fraile, imprescindible en nuestra historia y cultura. Este emblemático e histórico lugar pide a gritos una intervención urgente, porque se cae a pedazos el escenario del crimen, que inspiró la obra clave de García Lorca y la de Colombine.

468 ad