La Asociación de todos y para todos, donde tenemos como objetivo enriquecer nuestra calidad de vida en un contexto sociocultural y multidisciplinar

‘Heridas’ cerró con éxito el taller de teatro ante los casi 70 espectadores que acudieron a Posidonia

‘Heridas’ cerró con éxito el taller de teatro ante los casi 70 espectadores que acudieron a Posidonia

Nov 21, 2015

La Asociación Posidonia volvió, el pasado sábado, a ser un punto de encuentro para los amantes del buen teatro. ‘Heridas’, una propuesta de Pilar Barberá, cautivó a los cerca de 70 espectadores, quienes disfrutaron con seis personajes femeninos que lucharon hasta el final para vencer la partida al destino. La clausura de la muestra del Taller de Teatro tuvo el mejor broche de oro con la puesta en escena de esta creación colectiva,en la que también estuvieron presentes Albert Camus, Tennessee Williams, MiguelDelibes, Miguel Mihura, Agustín Gómez Arcos y Dario Fo, a través de sus textos. Fue un lujo disfrutar de una actuación grupal que huyó de lo banal, trivial e insustancial para adentrarse en las profundidades emocionales de sus seis protagonistas. El escenario de Posidonia recreó diferentes lugares, tiempos e historias. Se abrió el telón y apareció Ana Lía Gómez, que dio vida a ‘La puta en el manicomio’ de Dario Fo, una mujer maltratada, explotada y condenada a la locura con un único objetivo: la venganza; emociones muy potentes en una interpretación que llevó al público del silencio a la risa a lo largo del monólogo. Finalizada la escena, la actriz  dio paso a su compañera de reparto, la beata de ‘Pre-papá’ del escritor almeriense Agustín Gómez Arcos. Isabel Teva dio vida a una beata intolerante y criticona arrancando, así, las carcajadas del público; su compañero de escena, un cura poco hablador interpretado por Fernando Villegas. Isabel Teva se desenvolvió con gracia y fluidez sobre el escenario ante un público que no paró de reír hasta el final. Pero antes de marcharse a rezar, la beata dio paso a su compañera, la viuda de ‘Cinco horas con Mario’ de Miguel Delibes. En esta ocasión, Efrosina Tricio reencarnó a Menchu velando a su marido muerto con el que habló durante toda la pieza, como si todavía pudiese escucharla, para aliviar sus remordimientos. Efrosina Tricio, con su arrebatadora presencia sobre el escenario, sus gestos cargados de expresión y talento, así como su profesionalidad sedujo a un público que disfrutó tanto de esta emblemática viuda creada quien confesó -antes de enterrar a su difunto marido- que sentía miedo del siguiente personaje: Marta, la asesina de’El malentendido’ de Albert Camus y otra de las sorpresas interpretativas de la noche. Un texto desgarrador e intimista con una puesta en escena certera, elegante y sobria. La incomunicación entre una madre y una hija, que está condenada en vida a la soledad. Carmen Amat protagonizó una potente escena que, sin duda, encogió al público por su dureza y poesía.

‘Heridas’ también quiso homenajear a Tennessee Williams incluyendo una escena de ‘La gata sobre el tejado de zinc caliente’, con Elena Yebra en el papel de Maggie, “la gata”, un personaje lleno de matices, de luces y de sombras, presa de un intenso dolor emocional ante la indiferencia de su marido, Brick, que estuvo presente gracias al actor Fernando Villegas. Y antes de que Maggie se subiera de nuevo al tejado de zinc, se despidió presentando a la ingenua cabaretera de ‘Tres sombreros de copa’ de Miguel Mihura. La tierna e inocente Paula,interpretada por Inmaculada Romero, contagió al público su alegría, su tristeza y particular visión del mundo desde que apareció en escena junto a Dionisio (Fernando Villegas). Esta joven actriz realizó una interpretación muy fresca y potente, cargada de expresividad, ritmo, colores, todo tipo de matices y contrastes en una  escena, que encandiló al público presente desde el inicio y hasta el fin de su actuación. ‘Heridas’llegó a su fin arrancando los aplausos de un público entusiasmado. Las alumnas del Taller de Teatro entregaron a su profesora y directora, Pilar Barberá, un bonito ramos de flores y se despidieron del público desde el escenario. Los aplausos, reconocimientos y felicitaciones fueron constantes y emotivos. Seis mujeres, seis personalidades,seis historias que dieron vida a esta magnífica obra llamada ‘Heridas’. Su directora, Pilar Barberá, declaró que “quiero felicitar a mis actrices por el trabajo que han realizado, porque la verdad es que me han sorprendido hasta a mí.Y aprovecho la ocasión para agradecer al numeroso público que nos acompañó, con su energía y calurosa acogida, llenando Posidonia. También agradezco la colaboración de Fernando Villegas en la figuración y Rafael Lunello en el sonido y luces. Con inyecciones como ésta seguiremos adelante”.

468 ad